Películas de Terror años ’30

Las películas de terror de los años 30 marcaron el arranque y popularidad del género que ya se pasearía por la historia del cine como uno de los más recurrentes, utilizados y taquilleros a lo largo de décadas. Actualmente, acostumbrados a la sangre, el gore, los efectos sonoros para provocar sobresaltos, las máscaras y los looks rebuscados de los personajes que nos angustian en las salas de cine, es recomendable volver la vista atrás y disfrutar con la calidad cinematográfica y el lirismo que destilaban películas como el Frankenstein de 1931 protagonizado por el gran Boris Karloff. Sin duda éste fue un actor que marcó época y que no ha sido superado en algunos papeles como el ya nombrado y el de La Momia que data de de 1932. Si tenemos una visión más panorámica de su carrera, Karloff estuvo en activo hasta 1971 con el estreno póstumo de dos de las ¡ 206 ! cintas en las que intervino. A pesar de su exótico nombre artístico, el real era William Henry Pratt y nació cerca de Londres. Un caballero británico que acabó protagonizando a mitos de las películas de terror bajo un seudónimo más adecuado al  género en el que triunfaría.

Lo mismo ocurrió con el rumano Bela Lugosi cuyo nombre real es impronunciable pero figura en el enlace Su Drácula de 1931 con el que fue automáticamente asociado a su papel como años más tarde le sucedería a Christopher Lee, otro mito de las películas de terror, recientemente fallecido. Tuvo igualmente una presencia notable en el cine de su época con 115 papeles, algunos tan inesperados y llamativos como su participación en la obra maestra de la comedia, del director Ernst Lubitsch, Ninotchka, junto a Greta Garbo. No, no le mordió en el cuello, al menos en pantalla.

Otro prolífico protagonista de películas de terror fue Lon Chaney Jr. con cerca de 200 actuaciones pero siempre recordado por su encarnación de El Hombre Lobo, otro de los monstruos clásicos que encogían el corazon de los espectadores que iban a gozar y sufrir, como sucede en este género, a las plateas del cine de todo el mundo. Se nos va de década puesto que la película es de 1941 pero mantiene la inercia y esencia del terror de los 30 con pocos artificios y medios pero un muy buen trabajo técnico y de actores que conseguía el resultado esperado: asustar al personal.

En Numen Regalo Cultural hemos querido rescatar a los cuatro monstruos clásicos por excelencia: Frankenstein, La Momia, El Hombre Lobo y Drácula . Lo hemos hecho a traves de un juego, convertir los artículos en los que aparecen: camisetas, mochilas, libretas, láminas.. en algo divertido y respetuoso a la vez. En nuestro diseño original hemos imaginado que podrían hacer para disfrazarse estos personajes en una fiesta de halloween. Sólo han encontrado una solución ponerse una sábana encima e ir de fantasmas. Aquí tenéis el enlace con la colección. Han resultado unos diseños divertidos y que se prestan a realizar un regalo a cualquier público de cualquier edad y, de paso, reivindicar la figura de estos mitos de las películas de terror.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *